Traumatismos oculares

CUERPO EXTRAÑO OCULAR

Los cuerpos extraños oculares (corneal o conjuntival), se indentifican mejor en la exploración con la lámpara de hendidura por un oftalmólogo cualificado. Si se trata de un cuerpo extraño de hierro, es posible que al cabo de algunas horas se forme un anillo de óxido que deberá ser extraído adecuadamente para evitar dejar defectos epiteliales persistentes y problemas de cicatrización que pueda alterar la calidad de la visión.

TRATAMIENTO:
El tratamiento utilizado después de la extracción de un cuerpo extraño corneal consiste en antibióticos tópicos, ciclolejía y oclusión. Ponte en manos de oftalmólogos expertos para evitar posible infecciones o complicaciones por una inadecuada actuación terapéutica en la extracción y curetaje de cuerpos extraños oculares.

CAUSTICACIONES QUÍMICAS

En caso de que algún producto químico (lejía, amoníaco, sosa cáustica, etc) entre en contacto con el ojo, es vital el lavado ocular inmediato y abundante a la mayor brevedad posible. Posteriormente una asistencia oftalmológica urgente que evalúe la situación, le orientará en el tratamiento más adecuado para aliviar los síntomas y evitar secuelas a largo plazo.

TRAUMATISMO CONTUSO

Un fuerte golpe en el globo ocular puede generar importantes lesiones intraoculares con una respuesta inflamatoria severa, así como sangrados y pérdida de visión. Requieren ser atendidos de forma urgente por su oftalmólogo de referencia para aplicar el tratamiento correcto con prontitud.

¿Podemos ayudarte?

Déjanos tus datos y te daremos respuesta lo antes posible.